LEYENDAS 35 – EL DISCÍPULO SHAOLIN LUK AH CHOY – Shaolin Wahnam Madrid

EL DISCÍPULO SHAOLIN LUK AH CHOY

Un patrón del Shaolin Kung Fu del Sur, "Un Dedo Estabiliza el Imperio"

El arte marcial se ha clasificado en dos grupos, interno y externo y norte y sur. De hecho, proceden de la misma fuente. Desde que el Venerable Da Mo, o el Venerable Bodhidharma, llegó e inventó las Dieciocho Manos Lohan, el patriarca de Wudang, Thong Yun Real Man, Zhang San Feng, después de recibir la verdadera transmisión de Shaolin, inventó la escuela interna, en adelante el arte marcial se dividió en dos ramas. de Shaolin y Wudang.

Escuela externa de artes marciales derivada de Shaolin, respiración regulada, entrenado cientos de huesos, ser ágil para avanzar y retroceder, y concentrarse en ser duro y blando. El arte interno derivado de Wudang, fortaleció los tendones y huesos, desarrolló la circulación de energía, mantuvo el silencio para dominar el movimiento y se centró en la quietud.

El Monasterio Shaolin en la provincia de Fujian sucedió al Monasterio Shaolin en la provincia de Henan, pero su arte marcial se desarrolló como un sistema propio, su dominio profundo, sus cambios maravillosos y sus discípulos Shaolin alcanzaron el nivel de lo que la gente esperaba pero no pudo alcanzar. Después de que el monasterio fue quemado hasta los cimientos, el arte marcial de los monjes Shaolin en el templo fluyó como el viento y se dispersó como la nieve, fluyó hacia el público.

Habiendo obtenido la ventaja de la geografía, en pocos años la provincia de Guangdong se convirtió en un lugar de héroes y prosperidad. Había "Diez Tigres de Guangdong", que eran Puente de Hierro Tres, Wong Thung Ho, Tham Chai Wen, Lai Yein Chiew, Beggar Su, Iron Finger Chan, Chow Thai, Wong Yein Lam, Black Tiger Su y Wong Kai Yin. Fueron extraordinarios y más allá del público.

Antes de que los Diez Tigres fueran conocidos en el mundo, el que tenía el viento de la rectitud y los huesos de la caballerosidad, y muy respetado por el público era Luk Ah Choy.

Luk Ah Choy era de Manchuria, pero había vivido en Guangdong durante mucho tiempo. Cuando era pequeño, sus padres murieron y fue cuidado por un tío. Pero su tío no era amable con él, no lo alimentaba lo suficiente para llenar su estómago y no lo vestía lo suficiente para calentarlo, y a menudo lo golpeaban como castigo.

Luk Ah Choy no pudo soportar la inhumanidad y se escapó. En ese momento solo tenía doce años. Cuando el viento soplaba suavemente y la luna estaba fría (es decir, cuando el clima era frío), se sentaba solo en un cobertizo que almacenaba madera y pensaba para sí mismo que si sus padres estuvieran vivos, no sufriría tanta amargura, y sus lágrimas de sus ojos y la mucosidad de su nariz fluiría hacia abajo.

Desde pequeño, Luk Ah Choy había desarrollado un carácter solitario, todos los días no era feliz, silencioso y rara vez hablaba, y cuando salía del trabajo le gustaba vagar solo por la ciudad para borrar su sufrimiento y eliminar. su soledad.

Un día había un escenario que mostraba drama para agradecer a los dioses en el cielo. Luk Ah Choy fue allí solo para mirar. Todo el escenario estaba lleno de personas, capas y capas de la humanidad, no menos de miles de ciudadanos. Su cuerpo es corto y pequeño, incluso cuando estaba de puntillas, no podía ver el escenario. Así que se arrastró debajo de las piernas de las personas para encontrar un espacio donde pudiera ver.

Había un monje frente al escenario mirando la obra. Luk Ah Choy estaba detrás del monje, pero el monje era enorme y Luk Ah Choy no podía ver nada en el escenario. Así que se movió para pararse frente al monje.

Después de un rato, antes de que terminara una canción cantada por un actor, Luk Ah Choy encontró una mano que lo agarraba. Miró hacia atrás y encontró al monje colocándolo debajo de la axila del monje. El monje se alejó, y aunque Luk Ah Choy intentó liberarse, el poderoso monje lo agarró.

Se adentraron bastante en un campo donde no vivían habitantes. Después de viajar durante mucho tiempo, entraron en un pequeño y antiguo templo. Dejando a Luk Ah Choy en el suelo, el monje se sentó en una estera y comenzó a meditar.

Fue como un sueño. Luk Ah Choy miró a su alrededor y encontró el templo aislado. No escuchó ningún sonido de tambores o campanas, o peces de madera (que se usaban para mantener el ritmo al cantar sutras). No hubo otros monjes. Fuera del pequeño templo había hierba salvaje y hojas caídas.

El monje estaba meditando, el sonido de su nariz era como un trueno. Luh Ah Choy estaba furioso. Corrió hacia el monje y lo golpeó con puños al azar.

El monje abrió los ojos y preguntó: "¿Qué estás haciendo?"

“No tengo ningún rencor contigo. ¿Por qué me traes aquí?

El monje respondió sonriendo: “Tienes manos y pies. No te até con cuerdas. Si quieres ir, ¡vete! "

Luk Ah Choy comenzó a llorar. “Me has traído a este escarpado acantilado. ¿Cómo puedo ir? Debes llevarme colina abajo ".

“¿Crees que cuando hayas bajado del cerro, podrás regresar a tu casa? Déjame decirte. Tu casa está muy lejos y no reconoces la ruta. Simplemente alimentas a tigres y lobos como su comida ".

Luk Ah Choy solo podía llorar. El monje dijo entonces: “Empiece a pensar. ¿Por qué te llevo aquí?

"¿Quieres que sea tu sirviente?" Luk Ah Choy respondió. El monje negó con la cabeza.

"¿Quieres que sea monje para poder tener compañía?"

El monje se sujetó el estómago y se rió a carcajadas. "No tienes huesos puros y tranquilos, ¿cómo puedes entrar en la fe budista?"

Luk Ah Choy pensó durante mucho tiempo. Luego dijo: “Bien, he pensado la respuesta. Debes querer aceptarme como tu estudiante ".

El monje se frotó las palmas y dijo: “¡Dios mío, Dios mío! Ya que puedes darte cuenta de mi pensamiento, de ahora en adelante eres mi alumno ".

Como Luk Ah Choy perdió a sus padres cuando era pequeño, estaba solo y no tenía otra intención, se arrodilló y aceptó al monje como su sifu o maestro de kungfu.

"Sifu", preguntó Luk Ah Choy, "¿Puedo saber tu nombre espiritual?"

“Mi nombre no es importante. Lo importante es que debes aprender kungfu en serio ".

De ahora en adelante, las dos personas se dirigieron entre sí como sifu y estudiante. Día y noche, entrenaron kungfu en el pequeño templo y sus alrededores. Todas las mañanas, el monje llevaba a Luk Ah Choy cuesta abajo para buscar agua de un arroyo. No usaron una viga que llevaban sobre sus hombros.

Los recipientes de agua estaban hechos de hierro y tenían un fondo puntiagudo, por lo que no podían dejar los recipientes en reposo. Tuvieron que agarrar los recipientes de agua con las dos manos y subieron por un camino montañoso hasta el templo.

Al principio, a Luk Ah Choy le resultó muy difícil, pero poco a poco se fue acostumbrando. Después de un tiempo, pudo subir y bajar la colina varias veces sin mucho esfuerzo.

Un día, maestro y alumno regresaron al templo después de buscar agua. El maestro le preguntó a su alumno: "¿Conoce la intención de que le pida que vaya a buscar agua todos los días?"

"El alumno no lo sabe".

“Hay un arte secreto en pedirte que traigas agua. Debido a que el fondo del recipiente de agua es puntiagudo, no puede descansar en el camino, de lo contrario el agua se derramará. La ruta que toma es estrecha y montañosa, por lo que debe concentrarse en su ruta y no puede simplemente caminar. Te dejo que te sometas a ese entrenamiento para que tus puentes (es decir, tus brazos) y tu base (es decir, tu estabilidad y agilidad en el juego de pies) sin tu conocimiento se vuelvan gradualmente poderosos.

Lu Ah Choy se arrodilló rápidamente para agradecer a su sifu.

De ahora en adelante, Luk Ah Choy incrementó aún más su amargura moderadora y su resistencia sostenida, además de su diligencia en el entrenamiento de kungfu, incluso el monje se sorprendió de su progreso. En unos pocos años, Luk Ah Choy aprendió el arte marcial "emergiendo del espíritu y entrando en la neutralización" (es decir, extremadamente bien).

One day, the monk said to Luk Ah Choy, “Ah Choy, do you know how many years you have been here?”

“Student does not know.”

“Soon we have to separate. I have to tell you that you have remained in the temple for seven years. During this time, I have silently observed you. Although I dare not say that your kungfu is excellent, you have attained what ordinary people cannot attain. This is the result of your ‘subduing bitterness and sustaining endurance’. My heart is therefore peaceful. Today we have to separate.”

Luk Ah Choy immediately knelt before his sifu, and cried, “Student has received deep blessings and credit. I am willing to serve sifu for life.”

The monk replied, “The meeting and separating of people is determined beforehand. Close like father and son, husband and wife, it is inevitable to separate. I have entered the ‘empty gate’ (i.e. the Buddhist order), like lone clouds and solitary cranes, there is no need for any company. You can honor the master and respect the Way, we can still have the opportunity to meet one day.”

Sorrow arose in Luk Ah Choy, and his tears continuously flowed.

“Today we part. I have a few words to tell you. Please listen carefully. Although learning kungfu is only a small Way, but small it can strengthen our tendons and nourish our energy, build our spirit and harmonize ourselves, and have the benefits of longevity and mental clarity. Big, it can help the weak and support the strong, flourish the neighborhood, and stabilize the country. When you have descended the mountain (i.e. completed your kungfu training), you must uphold morality, and clear in your chest (i.e. be clear in your consciousness) and be pure and white in your coming and going (i.e. clean in your behavour). 

“Remember the insult of the Shaolin Monastery being raised to the ground. One may move the eastern sea, but this hatred cannot be erased. Although you are in the noise and dust (i.e. in the everyday world), you must ‘build your essence and practice your bones’ (i.e. continue to practice your kungfu) so that you will not ‘forsake my heart and blood’ (i.e. neglect my intention and effort).”

Luk Ah Choy furthered prostrated and said, “Student will always remember.”

Wong Kiew Kit
13th January 2018, Sungai Petani

ENLACES

>